La estrategia de negocio de Cabify se aleja cada vez más del alquiler de coches de lujo con chofer. La versión más económica, Cabify Lite, supone un 85% del total de ingresos de la compañía apenas un año después de su puesta en marcha, y ha conseguido multiplicar por nueve la facturación total. Con estos resultados, la compañía planea introducirse en nuevos mercados, como el colombiano, al tiempo que extiende su influencia a otras áreas en México, donde opera desde hace tres años.

Continuar leyendo